Huesca tiene su punto

Huesca tiene su punto, es una de las grandes desconocidas de España.

He tenido la gran oportunidad de ir 4 días a poder pasear por sus parajes y he vuelto enamorada.

Su gran cercanía a los pirineos y su historia en inmensidad del pueblos de la provincia me ha hecho darme cuenta que hay muchos lugares españoles inexplorados por mí.

Esa necesidad a veces de conocer el extranjero, nuevas culturas… cuando aún no conoces a fondo tu país, te hace reflexionar sobre muchas cosas.

España es muy grande, con mucha historia, varios idiomas, y una geografía amplia, hay tantos lugares bellos que dan ganas de perderse meses en ellos.

El camino hasta esa zona es largo… como unas 6 horas de coche, hay que ir mínimo 4 días, sino no aprovechas el tiempo.

He estado dos días de rutas por diferentes lugares de la región, concretamente la parte norte.

Rutas de montaña, no de monte… desniveles importantes, horas andando y paisajes de película.

La parte norte de la provincia es fácil de atravesar por una nacional, donde hay infinidad de pueblos, Jaca, Aínsa, Broto…

Ahora te voy a contar una manera diferente de viajar por esta zona que no sea lo típico de ir a esquiar.

Me quedé a dormir en Sabiñánigo en un hostel barato por su centrificación a los diferentes lugares que quería ver.

Rutas de montaña

Congost de Mont-Rebei

Un desfiladero o congosto por donde trascurre el río Noguera Ribagorzana, el cual cruza entre las provincias de Huesca y Lérida.

Hay varias rutas dependiendo de los kilómetros que quieras hacer. Yo me fui hacia arriba para ver el desfiladero desde más perspectiva, ya que el puente que daba acceso a las escaleras estaba cortado.

Este lugar transmite mucha paz, y su belleza femenina te hace sentir un ínfimo ser del universo.

Feminidad, agua azul verdosa, grieta convertida en barranco, exuberancia en altitud… una paisaje que te deja la boca abierta.

El contraste de esta ruta con la del día posterior, te hace ver dos caras de una moneda en cuanto a paisajes.

Este segundo día fue una ruta más masculina, más montañosa… mucha más altitud, moles de piedra que te rodean en forma de circo, como si un meteorito hubiera creado esta bestialidad hace millones de años.

La cola de caballo, Ordesa y Monte Perdido

Esta ruta es muy turística en verano, porque está llena de atracciones turísticas.

El camino hacia el parking te va dejando vistas espectaculares.

Una vez allí hay dos rutas, o la misma pero con diferente dificultad.

Subir por la senda de los cazadores, que es posible en mayo, cuando no hay nieve, y volver por la cola del caballo bajando, esta es la difícil.

Nosotros queríamos hacer esta pero en marzo aún es peligroso y está cortada. El desnivel es de 700 metros.

O hacer la ruta de la cola del caballo ida y vuelta, con un desnivel de 400 metros y unas 6 horas andando.

Aquí te dejo un vídeo de todos los días y el paso por los pueblos donde paramos a conocer su historia.

Te invito a conocer esta región que a mí no me ha dejado indiferente.

También hay varias vía ferratas en la zona pero una que me impactó y me gustaría hacer la próxima vez es esta:

http://www.vallebroto.com/viasorrosal.htm




Comparte un poco de amor