Parque Nacional de Barra Honda en Costa Rica

Tatuando por el mundo

Parque Nacional de Barra Honda en Costa Rica

parque nacional de barra honda

Parque Nacional de Barra Honda

Parque Nacional de Barra Honda en Costa Rica está ubicado en la península Nicoya

La llegada fue en coche, pero imagino que si quieres ir en bus, tienes que contratar a alguien que te suba.

parque nacional de barra honda

El Parque Nacional de Barra Honda fue dado su nombre porque es una región donde se extraía oro.

Los primeros indígenas encontraron barras muy profundas de minerales, de ahí su nombre.

Puedes visitar un museo y una mina muy cerca del parque, también es zona termal para quien guste relajarse…

Antiguamente todo el parque natural era campos de cultivo.

Esto es debido al trabajo de los murciélagos, y los monos comiendo los frutos.

Ahora esos campos se han convertido en un bosque muy frondoso.

Es difícil imaginar el cambio tan brusco en solo unos años…

Toda esta región es piedra caliza, de ahí la creación de las 42 cuevas que tiene la montaña durante millones de año.

Solo hay dos abiertas al público.

El mirador se encuentra a 420m de altitud, desde allí puedes observar el panorama.

Hay varios senderos para pasear, y hay zonas que si pisas un poco más fuerte puedes escuchar un hueco.

Todo esto quiere decir que debajo hay una cueva aún sin explorar…

Es posible hacer camping, y hay cabañas con 6 camas y baño en caso de que se vaya con alguien mayor, para mejor comodidad.

Excursión a la Cueva de Terciopelo

Hay dos maneras de ir a la cueva, subir con el coche hasta el parking más alto o subir una cuesta de 3km empinada y pedregosa.

Luego una vez en el parking, hay que continuar un sendero circular de unos 4kilometros hasta llegar al mirador y posteriormente la cueva.

La cueva se llama Terciopelo, porque parece la boca de una serpiente de terciopelo cuando va atacar.

Una vez allí, te colocan los arneses para bajar una escalera de 17metros, y la visita dentro dura aproximadamente media hora.

El interior es resbaladizo y hay una especie de peldaños naturales y una escalera de Caracol hecha por el hombre.

Pero aun así, hay que tener cuidado de no tocar las estalactitas y estalagmitas que van rodeando el sendero.

Una maravilla de la naturaleza, podría estar horas observando cada detalle de esa cueva.

Al llegar a la cavidad más profunda, puedes comprobar que no se escucha ni se ve nada, un silencio absoluto.

Los murciélagos no tienen acceso.

Haz una prueba con la luz apagada y en silencio, podrás sentir una paz inexplicable.

Unas cinco horas de ruta a pie, la entrada cuesta 11000 colones con entrada a la cueva.

Recomendable a todo el mundo que quiera conocer una Costa Rica diferente.

Aquí os dejo mi post con la recomendación a otro parque nacional de Cahuita

Comparte un poco de amor